Pedaleadores Eléctricos

Con este tipo de pedales no necesitas realizar un esfuerzo consciente para pedalear. Por lo general se usa por prescripción médica o porque el usuario no tiene la fuerza suficiente para hacerlo por sí mismo.

Si necesitas unos pedales eléctricos, te ayudamos con tres modelos que más se venden en Amazon:

También llamadas pedalinas eléctricas o pedaliers eléctricos llevan un motor incorporado que realiza el movimiento de pedaleo por sí solo, por esto necesitan de una conexión eléctrica.

El movimiento del pedaleador es controlado, incluso se puede configurar la velocidad del pedaleo para que sea acorde a la situación de la persona que lo esté usando.

También cuenta pantalla LCD para el monitoreo de los ejercicios y en algunos casos, hasta un mando a distancia para controlarlo con más facilidad, todo esto necesita de una conexión. Podrás ver tiempo, distancia y calorías consumidas durante los ejercicios.

Desventajas de los pedales eléctricos

Son más robustos

Difícil de moverlos

No se pueden plegar

Su precio es más elevado.

¿Por qué es bueno un pedaleador eléctrico?

Útil para usar en procesos de rehabilitación.

Fácil de usar y cómodo para personas mayores de edad.

Ideal para personas con movilidad reducida.

Cuentan con pantalla para ver las métricas del entrenamiento.

Selección de mini bicicletas eléctricas mejor valoradas

Para ayudarte a decidir te compartimos a continuación los tres modelos más valorados en Amazon

Nuestra opinión sobre pedales eléctricos

Este modelo es una buena opción si necesitas realizar el pedaleo de manera muy suave. Generalmente lo usan quienes salen de operaciones de rodillas, por ejemplo, y están iniciando su proceso de recuperación.

Si bien el pedaleo es asistido por motor también funciona en modo manual, simplemente apagando el motor. Puedes comenzar usándolo de manera eléctrica y una vez que tengas más fuerza en tus piernas puedes usarlo sin necesidad del motor. Esto te va a permitir ir progresando de a poco y a tu ritmo en el entrenamiento.

Empieza a moverte, ¡tu salud te lo va a agradecer!